Brisa (a Cizre)

Me persigue una brisa

No encuentro su nombre

Huele a sal y agua

Hay un muro infranqueable

Detrás del muro el océano

 

Me envuelve una brisa

 

Huele a mojado

La tierra está mojada

No llueve

La sangre devora esquinas

 

Me sigue una brisa

 

Un parque sediento de niñ@s

De la  fuente brota barro

El pozo respira voces

Un charco de plasma

 

 

Me horada una brisa

No dice su nombre

Una ciudad en ruinas

Huesos sobre el asfalto

Un mirlo canta

 

Los cadáveres arden en el sótano

 

Nieves Iparraguirre (feb,2016)

Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, El Kurdistán, Genocidios, Kurdos, Poesía, Turquía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s