Dos kurdos iraníes en peligro inminente de ejecución

Loghman Moradi YZaniar Moradi / Soliranparis

Zaniar Moradi y Loghman Moradi, miembros de la minoría kurda iraní, corren peligro de ser ejecutados, tras la remisión de sus condenas a la Oficina de Aplicación de Condenas de la magistratura. Es el paso final previo a la ejecución.

Fueron condenados a morir ahorcados en público el 22 de diciembre de 2010 por la sección 15 del Tribuna Revolucionario de Teherán tras un juicio que duró 20 minutos. Los declararon culpables de “enemistad con Dios” (moharebeh) y “corrupción en la tierra” por el presunto asesinato del hijo de un importante clérigo cometido en Marivan, provincia de Kurdistán, en el noroeste de Irán, el 4 de  julio de 2009. También fueron declarados culpables de participar en actividades armadas del grupo de oposición kurdo Komala. El Tribunal Supremo confirmó posteriormente sus condenas.

Zaniar Moradi y Loghman Moradi fueron detenidos el 1 y el 17 de agosto de 2009 respectivamente en Marivan. Estuvieron recluidos sin cargos, bajo custodia del Ministerio de Información, durante los primeros nueve meses, período en el que los trasladaron varias veces de centro de detención.

A principios de diciembre de 2010 se los llevaron a la prisión de Raja’i Shahr, en el noroeste de Teherán. Fue entonces cuando escribieron una carta manifestando que durante su interrogatorio los había obligado a “confesar” el asesinato por medio de torturas y amenazas de violación. También denunciaron que a Zaniar Moradi le había preguntado reiteradamente por su padre, Eghbal Moradi, que vive en el norte de Irak y es miembro del grupo kurdo iraní de oposición prohibido Partido Komala de Kurdistán. Antes de su confesión, según el relatan en la carta, a Zaniar lo habían atado a una cama, azotado y amenazado después con violarlo.

Los kurdos son una de las muchas minorías de Irán y viven principalmente en el oeste y el noroeste del país, en la provincia de Kurdistán y provincias vecinas, que forman frontera con las zonas kurdas de Turquía e Irak. Sufren discriminación en sus derechos religiosos, económicos y culturales. Durante muchos años, organizaciones como el Partido Democrático de Kurdistán de Irán y el grupo marxista Komala han llevado a cabo una lucha armada contra la República Islámica de Irán, aunque ninguno la mantiene en la actualidad.

El Partido por una Vida Libre en Kurdistán (PJAK), fundado en 2004, ha lanzado ataques armados contra las fuerzas de seguridad iraníes, pero declaró un alto el fuego unilateral en 2009, aunque todavía tiene enfrentamientos armados con las fuerzas de seguridad por lo que califica de “defensa propia”. En 2011, los gobiernos iraní y turco bombardearon zonas fronterizas donde se pensaba que había bases de los grupos armados Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) y PJAK.

Se estima que hay al menos otros 17 hombres kurdos condenados a muerte por su presunta pertenencia a organizaciones kurdas prohibidas o por realizar actividades para ellas. Algunos habían sido condenados originalmente a prisión. Según informes, en los últimos años han sido ejecutados por motivos políticos al menos 10 kurdos.

Fuente: Paper Blog

Acción Urgente de Amnistía Internacional (PDF)

Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Irán, Kurdos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s