Masacres, torturas y detenciones masivas hunden el prestigio de Tayip Erdogán

El primer ministro turco Tayyip Erdogan, a la derecha, saludando al ministro japonés de Exteriores Kichiro Gemba, antes de la reunión que mantuvieron en Estambul, Turquía, el pasado 6 de enero. / Efe

Manuel Martorell /  Tayip Erdogán, primer ministro de Turquía y referente para los nuevos movimientos islamistas de la “primavera árabe”, termina el año 2011 con una acumulación de escándalos que hunden su prestigio internacional, sobre todo en materia de derechos humanos. Además de las decenas de muertos por los bombardeos en el norte de Irak, algunos de ellos con claras muestras de haber usado armas químicas, el pasado año se presentaron cientos de denuncias por torturas mientras que el Instituto Internacional de Prensa (IPI) acaba de declarar a su Gobierno “enemigo de la libertad de expresión”, debido a las últimas redadas contra los medios de comunicación en su país.

A ello hay que unir el resumen anual difundido por la Asociación de Derechos Humanos (IHD)recogiendo datos correspondientes al periodo que va desde enero hasta finales de noviembre. En este informe, la IHD afirma que su política de “tolerancia cero” contra la tortura también ha quedado convertida en “papel mojado”. En esos once meses, fueron 473 las denuncias presentadas por personas que aseguran haber sido sometidas a tortura o maltrato por autoridades dependientes del Gobierno.

Seguir leyendo en Cuarto Poder

Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Manuel Martorell, Turquía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s