Obama, Rasmussen, Erdogan y la emisora kurda

Un estudio de la cadena Roj Tv / Actualidad Kurda

El Mundo/Ilya U. Topper – Barack Obama, recién instalado en la Casa Blanca, descuelga el teléfono, pide que le pasen con Recep Tayyip Erdogan, el primer ministro turco, y le sugiere un trato: usted retira su veto al nuevo secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ex primer ministro danés, y le prometo que Dinamarca llevará a juicio a la emisora kurda Roj TV.

Eso es, en esencia, lo que dice el de cable de Wikileaks 10ANKARA302, del 25 de febrero de 2010. En él, un alto cargo turco se queja el embajador estadounidense que Copenhague aún no ha cumplido su parte del trato. Medio año después, la Fiscalía danesa abrió diligencias, pero sólo este agosto han sido llamados a declarar los responsables de Roj TV, una televisión, fundada en 2004, que emite en kurdo desde Dinamarca y es muy popular entre la población kurda menos afin a Ankara. La programación cultural se complementa con reportajes sobre la vida de los guerrilleros del PKK o comunicados de este ámbito. Turquía la considera portavoz de la guerrilla y, por tanto, “promotora del terrorismo”.

El miércoles pasado, Egemen Bagis, ministro turco de Asuntos Europeos, se quejó al embajador danés en su visita de despedida que la existencia de Roj TV “arrojaba una sombra sobre las relaciones” entre los dos países. El mismo día, el fiscal danés presentó por fin material incriminatorio contra el redactor jefe de la emisora, Vahdettin Tayfur: una carta y una foto que le muestra en un campamento del PKK, vestido como los milicianos. Tayfur rechazó toda relación con la carta y aseguró haber visitado los cuarteles de la guerrilla en calidad de periodista, y que la ropa es la tradicional de toda la región.

Para los kurdos de Turquía, Roj TV es una causa nacional: tres parlamentarios del partido prokurdo BDP viajaron el 15 de agosto a Copenhague para protestar contra el juicio, que consideran fruto de un chanchullo político. Para Erdogan es casi algo personal: en noviembre de 2005, viajó a Dinamarca y, al sentarse en la preceptiva rueda de prensa junto a su homólogo, el entonces primer ministro danés Anders Fogh Rasmussen, descubrió en la sala a un reportero de Roj TV. Exigió que se le echara.

Rasmussen se negó, con una referencia a la libertad de prensa como condición para ingresar en la Unión Europea. Erdogan se enfadó y abandonó la sala. Cuatro años después, en marzo de 2009, a Erdogan hubo que pedirle el visto bueno a que ese mismo Rasmussen dirigiera la OTAN. Y el político turco se sirvió frío el plato de la venganza. De ahí la necesidad del pacto con mediación de Obama, que menciona Wikileaks.

El juicio puede ir para largo. Aún no ha sido llamado a declarar Manouchehr Zonoozi, exdirector de Roj TV despedido en 2008, que el año pasado denunció a la prensa danesa estrechos vínculos financieros entre el PKK y la emisora. Hoy vive bajo nombre falso, protegido por los servicios secretos daneses.

Esta entrada fue publicada en Kurdos, Mass Media, Turquía. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Obama, Rasmussen, Erdogan y la emisora kurda

  1. Pingback: La relación entre el gobierno de Obama y los medios del Kurdistán revelaad gracias a wikileaks

  2. Suhillionaire dijo:

    Los daneses que yo decía que eran los menos corruptos ahora hasta ellos lo hacen. En este mundo no sé quién queda que no lo ha hecho. Y Obama que se supone que es premio Nobel de Paz no se averguenza de hacer ese tipo de actos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s