Denuncia al BBVA por su presencia en la presa de Ilisu en el Kurdistán

Hasankeyf está en peligro de ser inundada cuando se complete la construcción de la presa

Omal.info – Carta firmada por organizaciones sociales europeas


Carta de organizaciones sociales a la junta de accionistas del BBVA que se ha celebrado el 11 de marzo de 2011:

«Hemos tenido conocimiento que el BBVA ha adquirido una participación del 24,9 por ciento en Garantibank de Turquía. Los colectivos, organizaciones y entidades firmantes le expresamos nuestra más profunda preocupación acerca de Garantibank en cuanto a que este banco financia uno de los proyectos de energía hidroeléctrica más criticado y polémico en el mundo: el embalse de Ilisu.

El BBVA ha firmado los Principios de Ecuador y la Iniciativa Financiera del PNUMA y reafirmando su política de derechos humanos para aplicar el contenido de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Mundial y de otros acuerdos internacionales de derechos humanos como los de la OIT y la OCDE. Suponemos que usted contempla/ prevé el cumplimiento de los mismos principios por el banco que usted ahora ha adquirido, en parte.

Pese a que el Garantibank alega estar comprometido con las prácticas de la banca sostenible, está proporcionando financiación para la construcción de la presa de Ilisu. Si se construye ésta:

- afectaría hasta a 78.000 personas sin contar con medidas realistas de indemnización ni relocación

- destruiría cientos de sitios arqueológicos (400) y sumergerá Hasankeyf la ciudad de 12 mil años de antigüedad (el pueblo más antiguo de la historia humana, Hallan Cemí, ya fue sumergido por otra represa en 2003).

- inundaría un ecosistema irreemplazable y produciría un grave deterioro en la calidad del agua

- exacerbaría los conflictos sobre el agua en el Oriente Medio, pues los países vecinos no han sido consultados como lo estipula el derecho internacional y bloquearía y controloría el flujo del agua del Tigris a los países vecinos com Iraq, regado por éste de Norte a sur desde su salida de Kurdistán.

- destruirá aprox. 400 km2 de hábitat ribereño de gran interés y afectará a los habitats a lo largo de los 32 kms que atraviesa en Siria y los 1418 en Iraq

Además se trata de una de las zonas más afectadas por la represión turca de Kurdistán, una zona que desde 1984 a 2000 (carecemos de datos más actualizados) supuso el desplazamiento de 3 millones de personas, la destrucción (parcial o total) de 3.000 pueblos y en el que fallecieron más de 30.000 personas. La construcción de este embalse con todo lo que conlleva supondría mucho más dolor para esta pueblo tan castigado.

En el 2001, la constructora británica Balfour Beatty y la compañía italiana Impregilo se retiraron de éste proyecto por no cumplir condiciones ambientales y humanas. En este caso el gobierno británico también fue puesto en evidencia por su apoyo a la empresa mediante el Departmento de Garantía de Credito a la Exportación quien iba a proveer crédito para este proyecto por el valor de 200 millones de dólares. La participación de dichas constructoras y del apoyo del gobierno británico generaron un importante movimiento de oposición en el Reino Unido que se mantiene todavía para impedir la construcción de Ilisu.

En julio de 2009, tras una intensa campaña de la sociedad civil, los gobiernos de Alemania, Austria y Suiza retiraron las garantías de crédito a la exportación para este mismo proyecto pues el gobierno turco no quería o no podía cumplir las condiciones ambientales y sociales necesarias para llevar el proyecto a cabo de acuerdo a las normas internacionales. En consecuencia, los contratos de préstamo con la Société Générale, Bank Austria / UniCredit y DekaBank fueron retirados y los tres bancos desestimaron el proyecto con el fin de evitar riesgos de más deterioro de su reputación.

Esta fue la segunda vez que el proyecto fracasó después de que un primer consorcio se vino abajo debido a la imposibilidad de resolución de problemas ambientales. La retirada de créditos a la exportación por razones medioambientales no tiene precedentes en el ámbito de la financiación de exportaciones, por ello debería ser una señal clara a todos los demás bancos para no participar en el proyecto de la presa de Ilisu. Sin embargo, el banco turco Garantibank junto con Akbank acordaron asignar fondos adicionales a los fondos del gobierno turco para que el proyecto fuera financiado. El planteamiento fue facilitar el déficit financiero resultante de la retirada de Société Générale, Bank Austria / UniCredit y DekaBank. Es probable que la decisión de financiar Ilisu haya sido tomada por razones políticas en lugar de por motivos comerciales. La consejera administrativa de Akbank, Suzan Sabanci Dincer admitió a la prensa que el banco no tiene acceso a todos los documentos del proyecto y que no podía evaluar sus impactos ambientales. Si esto es cierto, esto representa un gran fracaso del proceso y plantea serias dudas sobre la independencia de Garantibank y de Akbank ante posible interferencia política.

La decisión de Garantibank podría tener graves repercusiones para BBVA, comenzando por r la publicidad negativa. En el pasado,Garantibank y Akbank – como otros organismos de crédito a la exportación y los bancos europeos ya involucrados en el proyecto – han sido objeto de amplias campañas nacionales e internacionales por opositores al proyecto contando incluso apoyo de celebridades como el cantante pop turco Tarkan, el premio Nobel Orhan Pamuk, muchos otros. Miles de clientes han cancelado sus cuentas con Garantibank, incluiyendo la retirada colectiva del sindicato turco Petrol-Is. Las protestas, incluso se extendieron a clientes Europeos. Los críticos afirman que la imagen de Garantibank como un “banco verde” se tornó falsa por su participación en el proyecto Ilisu.

Sabemos que el BBVA ya ha financiado muchos proyectos que creemos contradicen los principios que el Banco afirma asumir. Entre ellos se ubican el embalse de El Cajón (Nayarit, México) (el más grande del mundo de su clase) y hasta en 5 ocasiones distintas, el proyecto de represas en los ríos Baker y Pascua en la Patagonia chilena. De éste último se salió aduciendo que no cumplíaa requisitos ambientales, empero, participó hasta en cinco créditos sindicados a éste y actualmente el proyecto no tiene continuación debido a problemas con permisos, financiación etc. Sabemos también que el BBVA ha sido denunciado varias ocasiones ante el Tribunal Permanente de los Pueblos, la última de las cuales en la Sesión “La Unión Europea y las empresas transnacionales en América Latina: políticas, instrumentos y actores cómplices de las violaciones de los Derechos de los Pueblos”, que tuvo lugar entre el 14 y 17 de mayo de 2010 en Madrid.

Aún así queremos recoger este caso para solicitar que como en él, el BBVA considere las alegaciones anteriores contra el proyecto del embalse de Ilisu.

Por todas las razones consideradas en esta carta, las organizaciones, colectivos y entidades de la sociedad civil estatal e internacional no solamente demostramos nuestra más profunda preocupación. Le exigimos al BBVA que por coherencia con los Principios de Ecuador, la Iniciativa Financiera del PNUMA, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Mundial y otros acuerdos internacionales de derechos humanos como los de la OIT y la OCDE, detenga el apoyo del Garantibank al embalse de Ilisu. Constituimos una amplia red a nivel internacional y mantendremos nuestra labor de vigilancia y denuncia en este caso.»

Firman:

AEMS Ríos con Vida
AFRICANDO, Gran Canaria
Alternativa Intercanvi amb Pobles Indígenes
Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza (A.N.A.)
Bakea ta Duintasuna/Paz con Dignidad
BBVAren aurkako Plataforma
Carbon Trade Watch
Centre Delàs d’estudis per la pau de Justícia i Pau
Centro Internacional Escarré para la Minorías Étnicas y las Naciones (CIEMEN)
Corporate Europe Observatory (CEO)
Coordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases (COAGRET)
Col·lectiu Maloka Colombia
Confederació General del Treball (CGT) de Catalunya
Cristianos de Base
Ecologistes en Acció-Catalunya/Ekologistak Martxan/Ecologistas en Acción
Educació per a l’Acció Crítica (EdPAC)
Enginyeria Sense Fronteres – Catalunya
Esquerra Unida i Alternativa – EUiA
Grupo de Investigación en Derechos Humanos y Sostenibilidad (GIDHS)
Iratzarri gazte erakundea
Martorell Viu
Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL)
Partido de la Refundacion Comunista – Izquierda Europea Italia
Plataforma por la defensa de redes (Contra el embalse de Caliao)
Red CADTM internacional
Red Ciudadana para una Nueva Cultura del Agua en el Tajo
Respostes a les transnacionals (RETS)
Setem
Transnational Institute (TNI)
Xarxa de l’Observatori del Deute en la Globalització (XODG)
Xarxa per una Nova Cultura de l’Aigua

Esta entrada fue publicada en El Kurdistán, Turquía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s