La tortura en las comisarías sirias

En la foto se ve al policía con el enchufe eléctrico y al niño en una rueda neumática

En el vídeo aparece un policía pegando e insultando a un niño metido en una rueda neumática para que confiese algo que no ha hecho, el niño repite después de cada bofetada  “no lo he hecho”.

En la pared apenas se ve una foto  del  actual dictador sirio,  Bashar al Asad. Minutos después el policía trae un cable eléctrico, el niño grita no no, llorando,  “descargas eléctricas no quiero”.

El policía acerca el enchufe al niño y le pide que se tumbe en el suelo. El policía, con un acento alauita, pregunta: ¿no quieres hablar?. El niño contesta: te lo juro que no lo he hecho. El policía dice: ¿qué?, el niño contesta: wallah (te lo juro) no lo he hecho. El policía sigue presionando al niño y le pide que diga que lo ha hecho, el niño niega llorando y se aleja del enchufe eléctrico cuando el policía lo acerca a él.

Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Siria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s