El alcalde, el abogado y el policía

¡¡Abdulá Demirbash!!” Al oír su nombre, el alcalde del distrito histórico de Diyarbakir se dispuso a bajar del furgón policial. Iba detenido junto a otros cargos del Partido de la Sociedad Democrática (DTP), el partido pro kurdo de Turquía. Tras ser interrogados en la Dirección de Seguridad, tocaba el turno de comparecer ante el Juzgado. Abajo, al pié de la escalerilla, otro policía se encargaba de colocarles las esposas para conducirles, uno a uno, ante el magistrado que les leería los cargos por colaborar con el ilegal Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). El agente encargado de acompañar a Abdulá solo había oído su apellido, un apellido que le sonaba porque era el de uno de sus mejores profesores del instituto. “¿No tendrá usted algo que ver con Abdulá Demirbash?”, preguntó disponiéndose ya a esposarle. “Si, soy yo”… más en el cuartopoder.es
Esta entrada fue publicada en Kurdos, Manuel Martorell, Turquía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El alcalde, el abogado y el policía

  1. Qué buen articulo! Turquía un país hecho con trozos de otros pueblos, de otras culturas, de otros territorios que originariamente no son turcos. Y ahora… ni siquiera respeta las culturas que lo constituyen,ni el buen hacer de hombres como Dermibash en pos de la democracia, de los derechos humanos,de la paz… Qué prepotencia tiene el gobierno turco!, qué intolerancia!,… parece que su espíritu permanezca anclado en la Edad Media.Spas ZinarGracias Manuel MartorellBijî Azadî!Nieves

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s