¡Caza al kurdo!

Al ser preguntado por el desalojo de comarcas enteras la pasada década para aislar a la guerrilla kurda, un oficial del Ejército turco reconocía a finales del pasado mes de julio que “las cosas no se habían hecho bien”. Al realizar esta afirmación, el mando militar no estaba cuestionando esa política sino la forma en que se había llevado a cabo.

En esos años, sobre todo a partir de la mitad de los 90, se calcula, según un informe parlamentario, que más de 3.000 pueblos fueron desalojados, quemados o destruidos en la lucha contra el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), y que cientos de miles de personas se vieron obligadas a emigrar a las metrópolis del Egeo y el Mediterráneo. Más en Terra Media de Manuel Martorell.

Esta entrada fue publicada en El Kurdistán, Manuel Martorell, PKK, Turquía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s