El acusado del zapatazo a Erdogan en Sevilla será juzgado en junio

El joven kurdo encarcelado en Sevilla por lanzar un zapato al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, será enjuiciado el próximo 28 de junio en el juzgado penal 11, donde el fiscal pedirá para él tres años y ocho meses de cárcel, según han informado fuentes del caso.

Los hechos ocurrieron sobre las 22.15 horas del pasado 22 de febrero en las proximidades de la plaza Nueva de Sevilla, donde el primer ministro acababa de salir del Ayuntamiento de la capital tras recibir un premio al entendimiento entre civilizaciones.

El acusado Hokman Joma, de 27 años, se situó cerca de Erdogan, “se descalzó un zapato y, con el ánimo de transgredir la integridad física” de dicha autoridad, “lo lanzó contra ésta, sin que llegara a alcanzarle, profiriendo palabras como ‘viva el Kurdistán’, ‘criminal’ y ‘asesino'”, según la Fiscalía.

El zapato no alcanzó su objetivo, dio en el automóvil y fue recogido por los escoltas del primer ministro de Turquía.

La Fiscalía ha pedido para el acusado tres años y ocho meses de prisión por delitos contra la comunidad internacional, en relación con un delito de atentado a la autoridad, y de resistencia grave, aunque plantea sustituir esas penas por la expulsión del territorio nacional.

El acusado fue reducido por dos agentes de la Policía Nacional que formaban parte del operativo de seguridad, ante los que ofreció “una fuerte resistencia”, según el fiscal.

La petición incluye una inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y una multa de 5 meses con una cuota diaria de 10 euros y con la responsabilidad personal subsidiaria de 75 días de privación de libertad en caso de impago.

Por su parte, la defensa del joven ha pedido la absolución, en un escrito en el que advierte de que, en caso de ser expulsado de España, le esperan “la tortura y la pena de muerte”.

En su escrito de defensa, facilitado a Efe, el abogado Luis Ocaña afirma que “los hechos ocurridos no son constitutivos de delito alguno” y por lo tanto pide la absolución del acusado, que es de origen kurdo pero nacionalidad siria.

Ocaña afirma en su escrito que la situación de “absoluta falta de respeto y cumplimiento de los derechos humanos, tanto en Siria como en Turquía, implicaría la tortura y pena de muerte para el imputado en caso de que se le expulsase del territorio nacional”.

El pasado 3 de marzo, la juez de instrucción 11 de Sevilla denegó la libertad solicitada por Hokman Joma, por su “elevado riesgo de fuga” al carecer de “vínculos sociofamiliares y económicos” en España.

El abogado del joven se opuso a tal medida porque la prisión provisional “es una medida excepcional que solo puede adoptarse en supuestos especialísimos, frente a la normalidad de la libertad”.

Fuente: EFE / ADN.ES

Esta entrada fue publicada en Andalucía, Kurdos, Sevilla. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s