“Inmigrantes políticos” en Ciudad Real

Foto: AI – Madrid

Aquí os dejo un fragmento de un reportaje redactado por
Celia Naharro Salas y publicado
en Global Castilla La Mancha.

Nuevas dificultades para quien pida asilo
La reforma de la Ley de Asilo que prevé el Gobierno, preocupa, y mucho, a Amnistía Internacional. En el proyecto se contempla la imposibilidad de que ciudadanos europeos puedan pedir asilo, la desaparición de la posibilidad de solicitar asilo o refugio en las embajadas o consulados – es decir, que hay que estar en el país en cuestión para pedir el asilo- y la creación de procesos acelerados que reducen las garantías de los solicitantes, ya que se reduce la exhaustividad de la investigación de cada caso. Charo Tapia, coordinadora de AI en Ciudad Real, considera que todas estas medidas suponen “un fuerte retroceso que no podemos permitir” y recuerda que “aunque la mayoría de estas personas vienen con los mismos itinerarios que otros inmigrantes y entran en los países de forma ilegal, lo hacen porque vivían situaciones muy graves de conflicto que les obligaron a marcharse, estaban huyendo verdaderamente”.
En Ciudad Real viven varios “inmigrantes políticos”, que han solicitado el asilo en España. Es el caso tanto de Zinar Ala, joven kurdo nacido en Siria, como de Willington, colombiano defensor de los Derechos Humanos en su país. Ambos han solicitado el asilo.
Zinar está a la espera de que le comuniquen si admiten o no su solicitud a trámite. En cambio, la solicitud de Willington ya se admitió a trámite y ahora está aguardando a ver cómo se resuelve. Zinar explica que en Siria no hay libertad debido a la dictadura y que esta situación se vuelve aún más crítica para la comunidad kurda, que ve anulada su identidad por el Gobierno sirio.
Además, los servicios de inteligencia ejercen una seria vigilancia, control y represión. “Estuve encarcelado 75 días por participar en una festividad kurda. Aún estoy traumatizado por las cosas que he vivido. Regresar a mi país significaría para mi la muerte, si no física, sí del alma, una muerte espiritual, ya que no se me garantiza ni un mínimo de libertad y dignidad”, explica.
Willington es aún más categórico. “Volverme a Colombia es morirme. Si me deniegan la solicitud no me quedará más que resignarme, pensar que, al menos, hice lo que pude y no morí con los brazos cruzados”, dice. Y es que, explica Willington, en Colombia no es oro todo lo que reluce, ni mucho menos. “Se dice que tiene la mejor democracia de América y es una gran mentira, es un país en el que se violan de manera constante los derechos humanos, en el que los defensores de los derechos, como yo, no podemos hablar y si lo hacemos, nos silencian a balas y punto”, añade.
Esta entrada fue publicada en Colombia, Derechos Humanos, El Kurdistán, Siria. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Inmigrantes políticos” en Ciudad Real

  1. ROSTAM dijo:

    Kak Zinar Ala,España mantiene una actitud hipócrita en cuanto a los derechos humanos y es de los países europeos donde es más complicado conseguir el status de refugiado político.Sabes que cuentas con todo mi apoyo y simpatía, el mío y el de tantos ciudadanos de a pie.La suerte la consigue el que la busca. No te desanimes.Bihotzeko, Sorte ona izan, Aupa!!, aurrera goazUn abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s