«Descartamos unirnos al ESL por la utilización histórica de los kurdos»

GARA – «Apostamos por un estado democrático que acepte los derechos de todos los pueblos de Siria»

p004_f02.jpg
Saleh Mohammed
Presidente del Partido de la Unión Democrática (PYD)
Nacido en Kobani (Siria) hace 61 años, Saleh Mohammed es ingeniero químico de formación y fue elegido  presidente del Partido de la Unión Democrática (PYD) durante el IV Congreso del partido celebrado en Arbil en septiembre de 2010. Tras vivir clandestinamente en Siria y el extranjero, ahora ha vuelto a Kurdistán Oeste para luchar política y democráticamente por los derechos de los kurdos de Siria.

David MESEGUE | ARBIL

El presidente del PYD Saleh Mohammed expresa su rechazo a Al-Assad, apuesta por una revolución pacífica y defiende que el Consejo Nacional Sirio debe aceptar el estatus de nacionalidad kurda en el futuro marco constitucional. Próximo a las tesis del PKK, es partidario de mantener una actitud de autodefensa y refuta una intervención militar extranjera al observar con preocupación la implicación de Turquía. Rechaza unirse al Ejército Sirio Libre por la histórica utilización de los kurdos en disputas estatales sin que después se hayan visto reconocidos sus derechos.

La pasada semana en El Cairo, la Asamblea Nacional Kurda y el PYD volvieron a abandonar la reunión de la oposición. ¿Cuáles de sus demandas no recoge el modelo de transición siria presentado?

La conferencia pretendía unir a la oposición siria y tratar de proyectar un escenario post Al-Assad. La futura Constitución tiene que reconocer a los kurdos como pueblo de Siria y también deben derogarse las medidas tomadas en el pasado contra los kurdos. Al final del encuentro nos sentimos engañados por el CNS que sigue sin aceptar el estatus de nacionalidad kurda en el futuro marco constitucional. Hasta que no se produzca este reconocimiento, PYD y Asamblea Nacional Kurda seguiremos sin negociar.

¿En los próximos encuentros de la oposición podrán llegar a un acuerdo sobre el futuro de Siria?

Las manos extranjeras que interfieren en el conflicto como Turquía, Arabia Saudí o Qatar, están dificultando este acuerdo y no están permitiendo a los sirios que busquen sus propios pactos libremente. Si nos dejan trabajar solos podremos conseguir acuerdos y el reconocimiento constitucional del pueblo kurdo.

La reciente designación del kurdo Abdel Basset Sida como presidente del Consejo Nacional Sirio, ¿ha servido para acercar posiciones?

Abdel Basset Sida no está interesado en la cuestión kurda y no tiene un perfil político, sino académico. El CNS ha designado a un kurdo como máximo responsable para tratar de buscar consenso, pero los kurdos no conciben ni aceptan a Sida como líder y defensor de la causa kurda en Siria.

¿Cuál es su modelo de Estado para un hipotético escenario post Al-Assad? ¿Contemplan la posibilidad autonómica para Kurdistán Oeste?

Apostamos por un Estado democrático que reconozca y acepte constitucionalmente los derechos de todos los pueblos de Siria. No queremos que existan fronteras en el interior del país porque hay cerca de medio millón de kurdos viviendo en Damasco, así como árabes en Kurdistán Oeste. Este reconocimiento democrático debe ir acompañado de una serie de medidas políticas y culturales que refuercen la singularidad de las diferentes nacionalidades del Estado.

La Asamblea Nacional Kurda y el PYD están tratando de acercar posiciones, ¿En que punto se encuentra el proyecto de crear un Comité Supremo que aglutine a todas las facciones kurdas de Siria?

Alguno de los miembros de la Asamblea Nacional Kurda trata de crear tensiones entre los kurdos y todavía no acepta el Movimiento Popular de Kurdistán Oeste en el seno del comité. De todas formas, la reacción común en El Cairo contra el CNS nos ha unido aún más y la creación de un Comité Supremo paraguas de todas las facciones kurdas parece más cerca. A nivel local ya estamos trabajando conjuntamente en los comités de las diferentes poblaciones.

¿Qué diría a todas las fuentes que acusan al PYD de colaboracionistas del régimen sirio?

Como PYD y Movimiento Popular de Kurdistán Oeste hemos apoyado a la revolución de forma pacífica desde el inicio con constantes manifestaciones en las que hemos expresado un claro rechazo al régimen de Al-Assad. No queremos enfrentamientos armados con el régimen ni con el Ejercito Sirio Libre. Muchos sectores sólo quieren que Siria se convierta en una sangrienta lucha sectaria como está sucediendo en Homs o Hama. Rechazamos la vía militar y unirnos al Ejército Sirio Libre porque la histórica utilización de los kurdos como esclavos para la consecución de diferentes causas nacionales en Turquía o Irán nos ha comportado malas experiencias. No queremos que se nos utilice y después se niegue el reco- nocimiento de los kurdos como pueblo de Siria.

Turquía está plenamente implicada en el conflicto dando apoyo al Ejército Sirio Libre. ¿Ve con preocupación este rol activo de Ankara?

Turquía es un enemigo histórico de los kurdos y por eso tiene especial interés en hacer creer a la opinión pública que somos aliados del régimen. El único interés de Turquía en Siria es la cuestión kurda. Ankara no desea que los kurdos puedan tener un Estado legal en ningún sitio y está tratando de interferir en la revolución dando apoyo al Ejército Sirio Libre y a diferentes facciones kurdas que están en contra nuestra.

¿Cuál es la postura del PYD en relación a una hipotética intervención militar extranjera en Siria?

Estamos totalmente en contra de una intervención extranjera. Creemos que la población siria puede llevar el régimen al colapso de una forma democrática y pacífica. Por supuesto que necesitamos apoyo exterior a nivel político y humanitario, pero no militar. Si finalmente se produce una intervención militar extranjera de la OTAN como sucediera en Libia, Turquía jugaría un rol muy importante y esto iría en detrimento de todo el pueblo sirio pero especialmente de los kurdos.

Ustedes han armado a su gente para prevenir ataques tanto del régimen sirio como del Ejército Sirio Libre. ¿Su estrategia es impedir que el Ejército Sirio Libre entre en Kurdistán Oeste?

No queremos que nuestra región se convierta en escenario de sangrientos combates como Hama o Homs y por esta razón hemos creado diferentes unidades de defensa populares. Por eso se han registrado enfrentamientos esporádicos contra tropas gubernamentales y el Ejército Sirio Libre. La estabilidad de Kurdistán Oeste ha hecho que diferentes personas de las convulsas regiones de Idlib o Deir al Zor se desplacen a la región. Los hemos aceptado y les estamos dando actualmente cobertura humanitaria.

Hay informaciones que acusan a miembros de las defensas populares kurdas de secuestrar a disidentes ¿Son ciertas dichas acusaciones?

No es más que propaganda aunque, claro que hemos cometido algunos errores. Los kurdos que están colaborando con Turquía quieren desestabilizar la región y causar problemas. Nuestro objetivo es trabajar por la estabilización de la región. Cuando disparan o matan a nuestra gente tenemos la obligación se saber qué ha ocurrido y por eso enviamos personas a investigar. Son interrogados durante uno o dos días y después las personas son liberadas. La semana pasada hubo enfrentamientos entre kurdos y murieron cuatro personas, una de ellas degollada. Esto no forma parte en absoluto de la cultura kurda y es un grave problema porque no sabemos quién ha ordenado cometer estas atrocidades.

¿El PKK está a favor de esta postura de autodefensa?

El PKK acepta lo que nuestra gente decida. Aunque simpatizamos con el PKK, la guerrilla no está presente en Kurdistán Oeste, sólo hay miembros del PYD.

Los kurdos de Siria logran un acuerdo gracias a Barzani

Las dos principales facciones kurdas de Siria, el Consejo Nacional Kurdo (CNK) y el Consejo Popular de Kurdistán Oeste, acaban de sellar un acuerdo histórico que pone fin a la fractura existente desde el inició de la revuelta en marzo de 2011 y al mismo tiempo fortalece su posición frente a un Consejo Nacional Sirio con una marcada agenda árabe e islamista.

Reunidos en Arbil bajo el auspicio de Massoud Barzani, presidente del Gobierno Regional del Kurdistán Iraquí, los dos grandes bloques kurdos de Siria han creado un Consejo Supremo que gestione la revolución y la hipotética transición en Kurdistán Oeste si finalmente el régimen de Al-Assad se desmorona. El principal cometido de este órgano es luchar por el reconocimiento nacional del pueblo kurdo y garantizar sus derechos en una futura Constitución siria.

Este Consejo Supremo estará a su vez compuesto por los comités de Asuntos Nacionales y Exteriores, Servicios Públicos y Seguridad, formados por cinco miembros de cada una de las dos organizaciones, y contará con sucursales en todos los distritos y aldeas de la región.

El CNK -formado en su mayoría por partidos próximos a Barzani y Jalal Talabani- y el Consejo Popular de Kurdistán Oeste -compuesto por el Partido de la Unión Democrática (PYD) y otras organizaciones afines al PKK- apuestan por una revolución pacífica. Para garantizar la estabilidad de la región e impedir que las fuerzas leales al régimen y el Ejército Sirio Libre operen en ella han creado los Comités de Defensa Populares. D.M.

Esta entrada fue publicada en PKK, Siria, Turquía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s